PAJARITAS NEGRAS


El color negro ha sido el tradicionalmente escogido para las pajaritas. Los eventos de ceremonia y etiqueta exigían pajaritas negras para una correcta vestimenta, formal y elegante. Hoy en día, sin embargo, la pajarita negra sigue siendo un recurso frecuentemente utilizado, pero combinado con originales diseños que son los que finalmente marcan un estilo formal o informal al resto del look.

La variación más clásica de la pajarita negra es la que incorpora topitos blancos dispersados por toda su superficie. Este modelo además se ofrece en versión slim por lo que se resalta todavía más su carácter elegante, siendo claramente una pajarita recomendable para reuniones formales.

Por descontado, puedes mantener este estilo con una pajarita negra en la que el diseño mantenga cierto clasicismo sin recurrir a los topitos blancos. El uso de golondrinas y estrellas, también de color blanco sobre fondo negro, simulan el vuelo bajo una noche estrellada y transmiten sofisticación en uno de los estampados más hermosos que podrás lucir.

Las pajaritas negras a menudo recurren a los animales o símbolos de los mismos para su diseño estampado, ya que gracias a ellos consiguen transmitir un estilo concreto, normalmente vinculado al carácter de cada animal. Para una correcta combinación los animales representados suelen ofrecer tonalidades muy claras e incluso blancas, aunque la utilización de varios colores no queda descartada.

Hay, por descontado, algunas excepciones en las que los animales se presentan en colores intensos y por toda la superficie de la pajarita. En estas ocasiones el color rojo suele ser la mejor opción, dado que la combinación cromática es realmente llamativa y en estos modelos, efectivamente, los elementos de color rojo son los que más destacan en el diseño.

Otra opción de pajaritas negras es la que utiliza este color para el fondo, pero apenas le deja espacio. Normalmente se aplica en diseños florales, donde un conjunto de vegetación y flores de diverso tipo (con el color rojo casi siempre presente), se enmarañan en un estampado original y dinámico, dejando el mínimo espacio necesario para que el fondo de color negro apenas se deje entrever un poco.

En estos casos el diseño suele ser exótico, apropiado para la época estival y en ocasiones incluso divertido. Son opciones claramente enfocadas a reuniones informales donde un estilo desenfadado pueda encajar sin ningún inconveniente.

No obstante, la aplicación de un diseño con numerosos elementos superpuestos a un fondo negro no siempre es la regla invariable de las pajaritas negras. Es posible utilizar elementos de diverso tipo y color en menor número, dejando así mucho más espacio para que el tono negro de la pajarita cobre protagonismo. Curiosamente en estos casos, los elementos dibujados en el diseño estampado son mucho más apreciados de manera individual, consiguiendo entre ellos y el fondo transmitir elegancia y creatividad a partes iguales.