PAJARITAS ROSAS


El color rosa para una pajarita es un auténtico comodín. Casi siempre queda bien con cualquier diseño o estilo. Eso no significa que no sea capaz de transmitir su propia personalidad. De hecho, muchas pajaritas basan todo su atractivo en el color rosa, que aparece predominante o destacado sobre el resto.

La manera más sutil en el que una pajarita rosa aprovecha este tono de color es mediante la combinación abstracta con otros colores. Varios diseños de pajaritas disponibles en Bowerloo ofrecen una curiosa combinación de formas y colores, entre los que se encuentra el rosa con una tonalidad semejante a la del resto. En estos casos no destaca pero sí aporta su granito de arena a una armonía cromática muy atractiva, tanto para looks casuales como formales.

Una variante de estos diseños es la combinación con otros colores en perfecta geometría. Ya se trate de líneas horizontales, verticales o inclinadas, la disposición de varios colores exactamente en la misma proporción aporta equilibrio y serenidad. La única condición en estos diseños es que la tonalidad de los colores escogidos sea similar. El color azul y el blanco, por ejemplo, son perfectos para combinar con un tono rosa suave.

Por descontado, las pajaritas rosas suelen venir acompañadas de un diseño floral, no únicamente de las conocidas rosas, sino también de otras plantas en cuya flor podemos observar este color. En estos casos los diseños son múltiples y las opciones casi infinitas, desde pequeños atisbos de una flor rosada hasta todo un fondo en rosa claro para acompañar un diseño floral. La flor del cerezo, la flor de hibiscos, las peonias o las propias rosas son algunas de las favoritas para estos diseños, muy apropiados en época estival y en la mayoría de ocasiones recomendables con un estilo casual.

Tampoco hay que olvidar el carácter romántico de este color. Una pajarita rosa puede ser el accesorio perfecto para la cita tan esperada con esa persona especial. En estos casos las flores son de nuevo el elemento más recomendable para transmitir romanticismo y elegancia.

Otra opción menos romántica pero también creativa de aprovechar el rosa en la pajarita es basando el color en animales. El flamenco, por ejemplo, es uno de los más recurrentes debido al color rosado de sus plumas. Con frecuencia aparecen en diseños variados, exóticos y desenfadados.

Por último está la atrevida opción de llevar una pajarita rosa en la que este color cubra casi por completo todo el diseño. Precisamente las plumas de los flamencos a veces sirven como motivo único para superponerse por toda su superficie, ofreciendo un impactante diseño.

Las pajaritas rosas en las que este color monopolice el diseño, se dejan acompañar fácilmente por motivos geométricos o por pequeños elementos de otro color, que siempre respeta el protagonismo absoluto del fondo rosado. Casi sin excepción, cuando el rosa tiene esta presencia, se recomienda combinar su indiscutible elegancia con un look formal.